Actualidad TI brazo

Una mujer tetrapléjica consigue mover un brazo robótico con su mente

Si ya nos parecía impresionante que un mono pudiera controlar un brazo robótico con su pensamiento, los últimos avances en interfaces cerebrales para controlar ordenadores y robots por parte de humanos parece aún más increíbles. En este caso podemos ver a una mujer de 58 años tetraplégica desde hace 15 mover un brazo robot con el poder de su mente y con tanta soltura que es capaz de acercarse un café para bebérselo.

El brazo-teléfono [No hay mal que por bien no venga]

Cuanto más avanzados se han hecho los Smartphones más han aumentado su tamaño. Atrás quedó la época en que la miniaturización de los teléfonos llegó a cotas ridículas para hacerlos más usables con sus teclados y pantallas táctiles. Pero la cosa se complica si sólo tienes un brazo y una mano sustituida por un garfio. ¿Dónde guardar el teléfono? Pues en el brazo.

El brazo robótico hinchable es asombrosamente poderoso

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=dY8gCMbZw10[/youtube]

Si creías que el muñeco de Michelín era un blandengue por tratarse básicamente de un ser lleno de aire, estás muy equivocado, o al menos eso es lo que podemos sacar como conclusión de este brazo robot neumático.

No, con neumático no es que lleve actuadores neumáticos, sino que en sí es neumático, vamos, que ni tiene servos ni pistones ni nada, sólo bolsas de aire que se inflan y desinflan con un compresor y un sistema de válvulas.

Partida de ajedrez: humano contra máquina

Este tipo tan jashondo de la izquierda es Vladimir Kramnik, campeón del mundo en ajedrez. Cuando nosotros hemos movido el alfil sin saber exactamente cómo continuará la cosa, él seguro que ya tiene una docena de estrategias para vencerte.
En cuanto a la derecha, os presento a Chess Terminator (muy propio), el cuál vio la luz el pasado Junio. Puede estar 24 horas jugando al ajedrez sin descanso; sin necesidad, siquiera, de recargar su batería. ¿Quién ganará? ¡Esto no es una partida de bolos! ¿Quieres ver cómo juega? Puedes hacerlo tras el salto.

Este hombre tiene una cadena dentro de su brazo

Cuando he visto esta imagen por primera vez he pensado: “Photoshop”. De alguna manera recuerda al brazo artificial de Will Smith en Yo, Robot, cuando resulta herido y se lo arregla con un aerosol.
Pero es muy real. Los médicos están asombrados: a este hombre le encadenaron tan duramente en una prisión ilegal, que las cadenas se acabaron por hundir en su carne, que creció por encima de ellas. Puedes ver otra imagen mucho más explícita a continuación, pero si eres de estómago delicado piénsatelo antes de dar el salto.

Cuando te vayas con el teléfono al baño, ¡cuidado!

¿Eres amante de pasar largos y placenteros momentos en el trono? Pues tienes dos opciones de matar el tiempo. Una, metiéndote un libro y leer mientras tu materia orgánica va saliendo. La otra, entrar con un gadget. Los más famosos son las consolas portátiles y el omnipresente móvil.
Ahora bien, ten cuidado con que no se te vaya el asunto de las manos para ir a parar al retrete. Como a este hombre, que puedes ver en el vídeo tras dar el salto: intentó rescatar su móvil pero fue a él a quien lo tuvieron que rescatar los bomberos.

El brazo protésico que controlarás mentalmente, recobrando el tacto

En Gizmodo ya hemos visto algún que otro brazo biónico. Pero creedme, ninguno como este. Los científicos más locos del Pentágono pretenden abrirte el cerebro, implantarte un interfaz neural y que lo uses para dirigir tu brazo biónico. En otras palabras, dirigirlo con tu pensamiento. Además, tiene un aspecto de resistencia tal que no me gustaría discutir con ningún poseedor del mismo. Y un aire ligeramente steampunk, también. Más detalles tras el protésico salto.

La almohada ideal para los que duermen con la cabeza sobre su brazo

.

Quizás algún lector de Gizmodo tenga la costumbre de apoyar la cabeza sobre su brazo para dormir. Indudablemente es una postura cómoda, pero también tiene sus desventajas. La principal y más gorda es que el sufrido brazo tiene que soportar todo el peso de la cabeza. Pues bien, ya han dado con la solución: una almohada con espacio por debajo para pasar el brazo. El precio y más detalles, tras el salto.

Inmaculate, un brazo biónico con doble articulación, más flexible que los de verdad

El mundo de las articulaciones biónicas está cambiando. Si hasta ahora la filosofía que se seguía en el diseño de estos apéndices artificiales era la mayor imitación al original, ahora se empieza a ahondar en aprovechar la carencia para dotarlos de nuevas funciones añadidas. Este brazo, por ejemplo, permite incluso más movilidad que uno de carne y hueso, con dos articulaciones. La idea de su creador era combinar la funcionalidad con la estética, creando una prótesis atractiva e incluso sexy. Viendo la imagen de arriba quizá consideres el dispositivo tan erótico como una batidora, pero puede que cambies de opinión tras el salto (la chica no viene en el lote).