Actualidad TI Demolición

Cómo demoler un puente sin prisas pero sin pausa

Estamos acostumbrados a que “demolición” sea sinónimo de explosión, derrumbe y nube de polvo.

Todo sucede en unos segundos, donde antes había un edificio o una estructura cualquiera antes de darte cuenta hay una montonera de escombros mientras a varios cientos de metros a la redonda todo se ve sumido en una nube de polvo. Pero como siempre hay una manera alternativa de hacer las cosas, también con diligencia pero sin organizar tanto escándalo. Es lo que ha sucedido con el puente cuya demolición os ofrecemos en el vídeo time-lapse tras el salto. Y aún hay más.

Así es como NUNCA hay que demoler un edificio

Derribar un edificio no es tarea sencilla, aunque aparentemente lo parezca.

Afortunadamente cuando se trata de convertir una edificación en un montón de escombros lo habitual es que no se caigann los edificios como en este del vídeo que os mostramos tras el salto, fruto de una demolición de esas que venden como “controladas” pero que terminan siendo tan controladas como una noche de fiesta con Guti y Paquirrín.

Eso sí, hacemos una advertencia, las imágenes del vídeo muestran a como el edificio cae en parte sobre la maquinaria que lo está derribando y pueden resultar duras. Y aún hay más.

Accidente a lo Homer Simpson en Springfield, la de verdad

¿Por qué hay un montón de gente con chalecos reflectantes en una central eléctrica huyendo de una torre que se abalanza hacia ellos? ¿Acaso se trata de un ataque terrorista o de los estragos causados por un monstruo enorme que se alimenta de electricidad? No, nada de eso, se trata de un error de cálculo en la demolición de una chimenea en una central eléctrica de Springfield, Ohio. Posiblemente el encargado se apellide Simpson.

Tras el salto un vídeo de la escena en directo y de como los niños que presenciaban el evento escapan de puro milagro. Las imágenes y el sonido ponen los pelos como escarpias.

Empecemos la semana viendo una gigantesca demolición

Cuando uno escribe el primer post de la semana, se pregunta: ¿qué quieren ver los lectores de ITespresso un tedioso lunes por la mañana, mientras están en su trabajo, ante el panorama del resto de la semana que aún falta por pasar? Y el duende que tengo detrás me dice: “explosiones“. Y yo voy y le hago caso. Así que, después del salto, podéis ver el vídeo de una torre de refrigeración gigantesca, de una planta nuclear, siendo derrumbada mediante cientos de explosivos.

Una torre de Pisa improvisada en China

El de la demolición de edificios es uno de los pocos espectáculos urbanos que supera la obligada visita a las obras de todo jubilado que se precie. Y si el edificio no se cae del todo la función adquiere tintes dramáticos. Es lo que pasa con este edificio de Liuzhou, en China. O estaba muy bien construido o, más probablemente, los explosivos no estaban en los puntos adecuados. Podéis ver la creación de una torre de Pisa improvisada después del salto.

Así es cómo NO se debe demoler un edificio

Alguna vez habrás visto el trabajo de precisión que supone demoler, por ejemplo, un casino en Las Vegas. La demolición de una fábrica en Cankiri, Turquía, no estaba tan bien planeada y el edificio… salió rodando. El vídeo, después del salto.