Actualidad TI Gran Colisionador de Hadrones

Decay: el día que los zombis llegaron al Gran Colisionador de Hadrones

20121210-120915.jpg
Denominada por algunos como “la máquina del fin del mundo” parece que finalmente sí ha llegado el final de los días para el Centro Europeo de Investigación Nuclear, el CERN, aunque curiosamente ha sido en forma de apocalipsis zombie. Antes de que te asustes más de la cuenta y salgas a la calle gritando y agitando los brazos, corriendo sin rumbo cual pollo sin cabeza, continúa leyendo porque estamos hablando de “Decay“, una película sobre zombies que ha sido rodada por doctorandos que trabajan en el CERN. Por sí el sitio ya daba poco miedito.

El Gran Colisionador de Hadrones consigue la materia más caliente jamás creada por el hombre: 5.5 billones de grados

5,5 billones de grados. Billones europeos, ojo con eso. Y tú te quejabas del calor que estabas pasando este verano. Pues eso no es nada comparado con la que han liado los muchachos del CERN con su (caro) juguetito favorito, el LHC (acrónimo en inglés del Gran Colisionador de Hadrones). No se les ha ocurrido mejor idea que provocar una colisión entre dos iones de plomo y el resultado ha sido la obtención de la materia más caliente que jamás ha producido el hombre. Una “sopa” de plasma de gluones subatómicos y quarks a la que tendrías que estar soplando varios siglos para lograr que se enfriase.

Haz tu propio Gran Colisionador de Hadrones gracias a Ikea

Hoy os vamos a enseñar a construir vuestro propio colisionador de hadrones. ¿Qué es eso de que sólo pueda tenerlo el CERN? No, hombre, no. Gracias a las siempre sencillas de seguir instrucciones de Ikea esto será coser y cantar y hasta podemos llegar a ganar un premio Nobel en cuatro pasos.

El Gran Colisionador de Hadrones confirma la existencia de una nueva partícula, el barión

Decían que iba a acabar con nuestra existencia y de momento está sirviendo para descubrir nuevas partículas como el barión. Escurridiza e inestable, el CERN (Centro Europeo de Investigación Nuclear) acaba de comunicar la existencia de esta nueva partícula compuesta por tres quarks, como el protón y el neutrón. Se desintegra prácticamente de inmediato y no se puede observar directamente sino que hay que reconstruir la cadena de desintegraciones que tienen lugar para confirmar que durante un fugaz momento ha existido. No es fácil que se den las circunstancias propicias para su existencia puesto que sólo se registro presencia de barión en 18 de entre los miles de millones de colisiones que han tenido lugar en el LHC (siglas en inglés del Gran Colisionador de Hadrones).

El Gran Colisionador de Hadrones también está en versión LEGO

El CERN es uno de esos sitios del que muchos temen que sea capaz de producir el fin del mundo.

Quizá le perdamos un poco el miedo si podemos jugar con una réplica del mismo hecha con los míticos bloques de LEGO. A escala 1:50 y tras más de 80 horas de trabajo Sasha Melhase, un físico del Instituto Niels Bohr de la Universidad de Copenhage ha logrado este pequeño LHC en el que empleó casi 10.000 piezas de LEGO por un valor de unos 2.000 €.

Parece ser que aún no ha desintegrado a ningún hombrecillo de LEGO.

LHC@home: el Gran Colisionador de Hadrones, en tu propia casa

¿Recuerdas SETI@home?

Qué tiempos aquellos en los que prestábamos el tiempo de reposo de nuestros ordenadores para que de manera remota colaborasen en la búsqueda de inteligencia en el Universo.

Inspirados en esa iniciativa los científicos del CERN (Centro Europeo de Investigación Nuclear) han presentado el proyecto LHC@home, que lleva a tu casa, a tu propio ordenador, la investigación del Gran Colisionador de Hadrones. A ver si al final la antimateria va a estar escondida en tu ordenador… Y aún hay más.

¿…Y si meto la mano en el rayo de protones del LHC?

El Gran Colisionador de Hadrones es la construcción científica que juega con las más altas energías en todo el mundo. Acelera 300 billones de protones al 99.9999991% de la velocidad de la luz. Con semejante artilugio, surgen las preguntas científicas más profundas, las que más intrigan al ser humano.
Por ejemplo: ¿Existe el bosón de Higgs? ¿Qué son la materia oscura y la energía oscura? ¿Hay partículas supersimétricas? ¿Qué pasa si va un tío y mete la mano en el rayo?

Aunque te parezca mentira, con la ayuda de eminencias científicas de la Universidad de Nottingham, esta última pregunta es la que intentaremos esclarecer en el vídeo tras el salto. Somos así de profundos.

El LHC no solo no destruye el mundo, además hace música

Gran Colisionador de Hadrones, cuánto nos sorprendes. Nada más conocerte, parece que vas a destruir el mundo, manteniéndonos en vilo (si el mundo lo destruye un “gadget”, aunque éste esté crecidito y no quede nadie para leerlo, saldrá en Itespresso, ¡por supuesto!). Y no solo no eras tan malo, si no que además haces música. Estás hecho un pan. Bien, no se puede decir que sea una música… bonita o melódica. La describiría más como terroríficamente bella o inquietante. Puede que ni siquiera sea música. Pero tiene notas. Puedes oírla tras dar el salto.

Presencia en directo el fin del mundo

La hora del juicio final ha llegado, y en Itespresso te ofrecemos la posibilidad de verla en directo. El colisionador de hadrones ya está en marcha, presencia un momento final estelar para la humanidad en riguroso directo en el link tras el salto.

El Gran Colisionador de Hadrones funcionó ayer por primera vez y el mundo sigue en pie

Puede que nuestras esperanzas fueran vanas: el Gran Colisionador de Hadrones no acabará con el mundo. Tendremos que esperar a ver qué pasa en 2012. Ayer, el LHC hizo chocar por primera vez dos rayos de partículas. En el futuro próximo, aumentarán la intensidad y la celeridad de los rayos, de modo que para Navidad alcance 1,2 TeV (teraelectronvoltios) por rayo y tendrían ya multitud de datos para sus experimentos. Quizá no haya que esperar hasta 2012, después de todo: eso de teraelectronvoltios suena bastante chungo. Después del salto tienes más imágenes generadas por ordenador que muestran la primera colisión.

El Gran Colisionador de Hadrones se sobrecalienta por un 'cacho pan'

Me he pasado con lo de “cacho pan”. En realidad, fue una simple miga, soltada por un pájaro en el equipamiento externo, la que provocó, esta semana, que el Gran Colisionador de Hadrones sufriera un sobrecalentamiento. En ese momento, el rayo del LHC no estaba en funcionamiento en ese momento, así que ni siquiera saltó