Actualidad TI Salto base

Esto es lo que ves cuando te la pegas volando a 180 km/h [Veredicto: p´habernos matao]

Jeb Corliss es uno de esos locos que hacen el mundo un lugar más emocionante porque nos permite vivir a través de sus peripecias todo aquello que jamás nos atreveríamos a hacer. Como enfundarnos en un traje estilo ardilla voladora, subirnos a lo alto de un precipicio y saltar no para caer a plomo sino para desplazarnos planeando sobre el valle. Lo malo es que a veces un error de cálculo como el que os mostramos en un vídeo a continuación puede terminar en un susto importante. Un avance, el vídeo es impactante (pocas veces el uso de este calificativo está más justificado) pero Corliss sale asombrosamente indemne.

Salto BASE desde la piscina más espectacular del planeta

20120131-171521.jpg

El hotel Marina Bay Sands en Singapur es el enclave de la que posiblemente sea la piscina más espectacular del planeta. Convertida en una celebridad mundial con las impresionantes fotos que se pueden obtener desde su privilegiada situación, ya estábamos tardando en tener al culoinquieto de turno atreviéndose a saltar desde esa espeluznante altura con la única protección de una mochila de esas de las que milagrosamente sale una enorme pieza de tela que impide la tortilla humana contra el suelo. Tenemos el vídeo con la arriesgada hazaña y os lo mostramos a continuación.

Este hombre puede volar, y además a 250 km/h

Hay hombres valerosos que se enfrentan al peligro no con armas ni compleja maquinaria, sino con un trozo de tela.

No hablamos de los toreros, que también hay que echarle las tres bés (balor, boluntá y buevos) para ponerse delante de un morlaco de 500 kilos “armado” con un trapo rojo, sino de salto BASE y de volar sin motor a 250 km/h, algo que ha conseguido Espen Fadnes gracias a un sencillo traje de vuelo y a la correcta elección del lugar donde poder lanzarse al vacío para recorrer una distancia de 2.500 metros volando sin ayuda mecánica. Tras el salto (nunca mejor dicho) os ofrecemos un espectacular vídeo de la gesta.

Salto BASE desde la Torre Bali de Benidorm

Es el hotel más alto de Europa y el segundo edificio más alto de España.

Se llama Gran Hotel Bali y está en Benidorm. Mide 186 metros de altura y tiene 52 pisos de altura. A su cima se puede subir corriendo por las escaleras, como se ha atrevido a hacer un servidor, o por el ascensor panorámico, mucho menos cansado.

Una vez arriba la forma de bajar puede ser la misma que para subir: escaleras o ascensor… o bien saltar desde encima del ascensor con un paracaídas, como hacen los tres protagonistas del vídeo que os ofrecemos tras el salto. Y aún hay más.

Y ahora un poquito de salto BASE [Veredicto: fascinantemente bello, irresistiblemente aterrador]

El hombre lleva siglos luchando contra sus limitaciones.

Una de ellas, la que quizá más nos hace soñar con vencer, es la de ser capaces de volar. Mediante diversos ingenios hemos conseguido alzarnos del suelo y vencer la gravedad, pero suele ser mediante máquinas en cuyo interior nos sentimos igual de encerrados que en un autobús y continuamos echando en falta la libertad con la que nos gustaría hacerlo.

Uno de los métodos consiste en realizar más que un vuelo una caída controlada recurriendo a un paracaídas para frenar el violento encontronazo con el suelo. Ver como otros semejantes “vuelan”, y más si es mediante unas imágenes tan espectaculares como las del video que os ofrecemos tras el salto, siempre es una buena excusa para echar de menos unas alas. Y aún hay más.

Triple salto mortal con apertura tardía de paracaídas y milagroso resultado

El simpático loco que aparece en la foto disfrazado de monete se llama Lucky Chance (Golpe de Suerte).

Y en el vídeo que os ofrecemos tras el salto (nunca mejor dicho) le veremos hacer honor a su nombre en inglés aunque afortunadamente no a la traducción al español de “golpe”. Y es que tras la pirueta de hacer una mezcla de salto BASE y lanzamiento humano con tirachinas el paracaídas no se abrió a tiempo. Y aún hay más.

Salto base desde el teleférico más largo del mundo

El salto base desde la torre Burj Dubai era genial por lo que tenía de guerrillero y emocionante, pero el de dos lunáticos patrocinados por Red Bull desde un teleférico en plena montaña nevada no le va a la zaga en riesgo. El teleférico en cuestión cubre un trayecto de 4,3 kilómetros entre el centro de esquí Blackcomb y la Whistler Mountain y dice ser el más largo del mundo. Además, tiene el récord de distancia entre dos torres (3 kilómetros) y alcanza en su parte más alta cerca de 0,4 kilómetros. EL salto base nos permite de paso imaginar lo que pasaría si se descuelga el teleférico y Spider-man no está por ahí. El vídeo, después del salto (base).

Salto base desde la torre Burj Dubai: arriesgado, ilegal y récord del mundo

No sólo hay que ser un flipao, además hay que tenerlos cuadrados para meterte por la noche en la torre Burj Dubai el pasado mes de mayo, cuando el proceso de construcción ya la ponía en unos 650 metros de alto, subir a la cima y realizar un salto base. Hay que aclarar que, aparte de los riesgos del salto en sí mismo, todo lo que hicieron un francés y un inglés fue ilegal. Crearon unas falsas tarjetas de identificación, se hicieron pasar por ingenieros europeos para poder entrar en el complejo y hasta fueron perseguidos por los guardas después del salto. La caída es bestial, así que supongo que todo les mereció la pena, incluida la subida a pata de hora y cuarto hasta lo alto del edificio. El vídeo, con salto base incluido, también merece la pena. Puedes verlo después del… salto.