7 preguntas (con respuesta) sobre PRISM

Empresas

Las autoridades de EEUU accedían a información de los usuarios de empresas de Internet como Facebook o Google. ¿Qué es y cómo funciona el programa PRISM?

El escándalo y las referencias a ‘1984’ han saltado hoy al conocerse que las autoridades de Estados Unidos tienen acceso a información de los usuarios de  gigantes de Internet como Facebook, Google, YouTube, Yahoo, Apple, Skype, AOL o Microsoft. Información a la que también tendrían acceso los Servicios de Inteligencia británicos, según ha informado TNW.

Las empresas aludidas han negado rotundamente que la National Security Agency (NSA) tuviera acceso directo a los servidores. Según The Guardian, los directivos de Silicon Valley insisten en que no sabían nada del programa secreto PRISM. Pero después de este cruce de noticias, surgen varias preguntas sobre PRISM.

-¿Qué es? PRISM es el nombre en clave del programa de recolección de datos que surgió de la ley Protect America. La legislación fue aprobada por el Congreso de EEUU en 2007, permitiendo la interceptación de comunicaciones a extranjeros sin orden judicial.

-¿Para qué sirve? El programa está diseñado para usarlo como una herramienta de lucha contra el terrorismo, que permite a las autoridades estadounidenses acceder a los datos y la información referente a los sospechosos de ser una amenaza para la seguridad nacional de EEUU. Esa información se requiere con el fin de “planificar eficazmente la detección directa y seguimiento de las actividades narcoterroristas ilegales”.

-¿Cómo funciona? Según el ‘Washington Post’ y ‘The Guardian‘, la NSA tiene acceso directo a los sistemas de nueve empresas de Internet, con el fin de supervisar los datos. La afirmación de algunas de las empresas de que no proporcionan acceso “directo” a sus sistemas plantea la posibilidad de que la NSA pueda tener un acceso “indirecto”, tal vez a través de una API, lo que sugiere que las empresas cooperaron.

-¿Qué datos se recopilan? Según un PowerPoint difundido por ‘The Guardian’, PRISM recogía datos sobre emails, chats de texto, vídeo y voz, vídeos, fotos, datos almacenados, llamadas VoIP, transferencias de archivos, videoconferencias, notificaciones, contraseñas y actividad en redes sociales.

-¿De dónde salen los datos? La lista de compañías tecnológicas de las que la NSA obtiene la información incluye a nueve empresas confirmadas: Microsoft, Yahoo, Google, Facebook, PalTalk, YouTube, Skype, AOL y Apple. Otros servicios como Dropbox estaban listos para entrar en la lista.

-¿A quién se espía? El director de Inteligencia Nacional, James R. Clapper, negó categóricamente que PRISM espiara a ciudadanos estadounidenses, pero no dio más detalles. El ‘Washington Post’ asegura que los captores de datos están “seguros al menos al 51 por ciento” de que los objetivos eran extranjeros. Si es así, existen muchas posibilidades de que se hayan recogido datos de ciudadanos de EEUU de forma “accidental”.

-¿Qué consecuencias tiene? Este método de vigilancia del tráfico en Internet abre la posibilidad a recoger datos en Estados Unidos sin orden judicial. De hecho, fue un oficial de Inteligencia quien filtró la información porque consideraba que el papel de la NSA es una “intromisión grave de la intimidad”.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor