Al final la cámara 3D de James Cameron no irá a Marte

Empresas

Empezábamos a prometérnoslas muy felices con la posibilidad de ver Marte en tres dimensiones, pero va a ser que no.

James Cameron se había movido para conseguir que la NASA enviase en su próxima misión al planeta rojo una cámara similar a las que ha utilizado el director en la taquillera “Avatar”, cámaras especiales para captar a nuestro vecino en 3D, como nunca antes se había hecho, pero finalmente la agencia espacial ha dicho que no. Y aún hay más.

Al parecer el obstáculo tiene que ver con la minuciosa prepación que supone un viaje espacial.

Los preparativos se planean con años de antelación y cualquier alteración en la configuración de todo lo que se va a enviar a Marte (o a cualquier otro destino espacial) suele ser tremendamente complicada.

En este caso la implentación de unas cámaras como las que proponía Cameron no era compatible con todo lo que ya tenía dispuesto la NASA y literalmente no hay espacio para colocar dos cámaras (necesarias para obtener las imágenes estereoscópicas que generan el efecto 3D) ni tiempo para realizar las modificaciones necesarias en la estructura que debía acogerlas ni para probar su funcionamiento.

Lo curioso del caso es que esta misión tampoco va a ser lanzada al espacio mañana tarde, aún nos queda un buen puñado de meses para lanzarla, pero esto nos da una idea de lo complejo de estas misiones así como justifica que al pasar tantos años y avanzar tan deprisa el desarroll tecnológico, cualquier equipación a bordo de una nave espacial nos parezca sacado de una vieja peli de ciencia-ficción mientra seguimos preguntando por qué no llevan netbooks, tablets y cámaras digitales compactas. ─Antonio Rentero [New Scientist]

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor