Alibaba firma la paz con Estados Unidos

Empresas

El CEO de Alibaba, Jack Ma, se reúne con Trump y promete la creación de 1 millón de empleos en EEUU durante los próximos 5 años.

Dos semanas después de que Alibaba entrara en la lista negra de vendedores de productos falsificados de la Oficina del Representante de Comercio de EEUU, el CEO de la compañía china, Jack Ma, se ha reunido con el presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump, para limar asperezas.

La reunión, celebrada hoy lunes en Nueva York, se planificó para centrarse en los planes de expansión de la compañía de comercio electrónico china en EEUU. Ma avanzó el proyecto de Alibaba para crear un millón de nuevos empleos en EEUU durante los próximos cinco años.

Jack Ma declaró a los periodistas después de la reunión que los planes tendrán en cuenta a la comunidad de pequeñas empresas para centrarse en productos agrícolas, especialmente en el Medio Oeste. “Estamos enfocados en la pequeña empresa“, aseguró el CEO. Alibaba, que se centra en la habilitación de terceros vendedores, tenía 36.446 empleados a tiempo completo en EEUU a 31 de marzo de 2016, de acuerdo con los documentos de la SEC.

El presidente ejecutivo de Alibaba también piropeó a Trump: “Pensamos que la relación de China y Estados Unidos debe ser reforzada y ser más amigable. Creo que el presidente electo es muy inteliente y tiene la mente muy abierta para escuchar. Le expuse mis ideas sobre cómo mejorar el comercio, especialmente para mejorar las pequeñas empresas, mediante el comercio y los negocios transfronterizos“. Donald Trump, por su parte, habló de una “gran reunión” y aseguró que “Jack y yo vamos a hacer grandes cosas”, segín informa CNBC.

La reunión se ha producido en medio de las tensiones entre China y Trump, que tomará posesión de su cargo el 20 de enero. El nuevo presidente americano ha propuesto aranceles para el comercio con China y ha incitado a la controversia política sobre la relación de Estados Unidos con Taiwán. Por su parte, Alibaba tiene una complicada relación con los reguladores estadounidenses. Con esta anunciada expansión, sería la última de una cadena de empresas que se han comprometido a crear puestos de trabajo en los Estados Unidos para ganarse el favor de la nueva Administración republicana.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor