Cae la concesión de créditos ICO a pymes y autónomos

EmpresasStartups

El Gobierno reconoce que los créditos del ICO cayeron un 70% entre enero y marzo respecto a 2012, pasando de 5.105 a 1.409 millones de euros concedidos.

La noticia, difundida a bombo y platillo hace sólo una semana, de que el ICO prestó en julio 2.334 millones de euros a pymes y autónomos escondía una realidad menos amable. Es cierto que el volumen de créditos de julio fue muy superior al de meses anteriores, pero esto se debe principalmente a la clara caída en la concesión de créditos del ICO en los primeros meses del año.

Concretamente, el Gobierno ha reconocido que durante el primer trimestre del año se produjo una “clara caída” en la concesión de créditos del Instituto de Crédito Oficial (ICO) a los autónomos y pymes españoles. Los créditos del ICO cayeron un 70% entre enero y marzo con respecto al mismo periodo de 2012, pasando de 5.105 a 1.409 millones de euros concedidos. Con estos datos, no es de extrañar que la entidad sólo haya prestado hasta junio 4.284 millones de los 22.000 prometidos para todo el año.

El propio instituto ha admitido el mal funcionamiento de las líneas de crédito, debido a que “las entidades financieras encargadas de asumir los riesgos de estos préstamos no están concediendo créditos”. ¿La causa? “Los criterios de riesgo que se aplican son muy elevados en relación con la solvencia de las empresas que los solicitan”, apunta el ICO. Sin embargo, el Ejecutivo asegura que mantendrá el actual esquema de funcionamiento de las líneas de financiación, basadas en la colaboración con las entidades bancarias.

Esta solución no ha convencido a UPyD, que ha pedido al Gobierno que se canalice esta “microfinanciación” directamente a través del ICO. Su portavoz, Rosa Díez, preguntó al Ejecutivo si se plantea modificar los tipos y las condiciones de estos créditos.

La única modificación prevista por el Ministerio de Economía y Competitividad es, según la información de El Economista, lanzar nuevas sublíneas para “adaptarse a unas circunstancias cambiantes con el fin de dar respuesta a los requerimientos de financiación”. Para ello se tendrán en cuenta  “los condicionantes del entorno económico y de la escasa disponibilidad de crédito”.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor