La nueva bicicleta de Audi usará un smartphone como centralita electrónica

EmpresasInnovación

La Wörthersee es un evento anual multitudinario en la que miles de fans del grupo automovilístico Volkswagen, (que incluye también a Audi, SEAT, Skoda, etc.) se reúnen a orillas del lago austriaco que da nombre al acontecimiento, y en el que muchos fabricantes aprovechan para presentar a sus fans toda clase de prototipos con carácter principalmente tunning. Este año Audi suma a sus presentaciones esta espectacular bicicleta eléctrica, una más que sumar al gran número de velocípedos comercializados por los fabricantes de automóviles.

La nueva e-bike o bicicleta eléctrica de Audi apenas pesa 11 kilogramos (está construida casi íntegramente en fibra de carbono) y equipa un pequeño motor de  2,3 kW, una batería de iones de litio además de un buen montón de innovaciones técnicas. Con la particularidad además de que todos los parámetros y el control electrónico del ciclo se controlarán desde el teléfono móvil del usuario.

Desde nuestro smartphone podremos controlar y regular los ”modos de conducción” (hasta 5 diferentes) y por ejemplo también desbloquear el antirrobo de la bicicleta, transmitir nuestros datos de ruta para colgarlos por ejemplo en Facebook, o transmitir en directo por vídeo nuestro recorrido, etc.

La e-bike Wörthersee es también ideal para dar largos paseos, pues su motor eléctrico nos permitirá una larga autonomía de uso, y en su modo más radical y deportivo nos dará para alcanzar en teoría los 80 km/h (sumando la fuerza del motor a la de nuestras piernas). La gestión electrónica de la bicicleta también servirá para realizar acrobacias y “caballitos asistidos”, pues la bici detectará automáticamente la inclinación y regulará la fuerza del motor y los cambios de velocidad. ¡Esto sí es una bicicleta completita!

Audi ya tiene en catálogo otras bicicletas eléctricas, por lo que no sabemos a ciencia cierta si la e-bike Wörthersee, que se presenta en principio como un modelo de exhibición, llegará al final a comercializarse y estar disponible para el gran público, ni mucho menos tampoco su precio (que seguro no sería nada barato). ¡Ojalá en el futuro todas las bicicletas se parezcan un poco a esta! ─ [Ubergizmo]

Autor: Doleo
Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor