Primeros resultados de la adopción de Apple Pay en compras

Empresas
Apple Pay

Tras tres semanas desde que Apple Pay haya empezado a estar disponible por fin en EEUU para hacer pagos, ya se están dando a conocer los primeros resultados de su adopción.

Los nuevos usuarios de iPhone 6 y 6 Plus, así como iPad Air 2 e iPad mini 3 llevan ya 3 semanas conviviendo en EEUU con el sistema de pagos Apple Pay. Si bien a juzgar por los primeros resultados no puede decirse que sea la revolución que Apple esperaba, lo cierto es que la llegada de Apple Pay ha revitalizado el panorama de los pagos con smartphones.

El interés por Appla Pay ha resurgido también el interés por sistemas como el de Softcard o Google, que lleva ya años ofreciendo la tecnología NFC para pagos en comercios físicos usando un smartphone en lugar de una tarjeta de crédito. Pero entre el sistema de Google y Apple Pay hay al menos dos diferencias sustanciales. La primera es que Apple Pay simplifica el proceso gracias a su lector de huellas dactilares Touch ID, que permite olvidarnos de tener que escribir nada con el teclado virtual. La segunda es que el marketing de Apple no se puede competir con el de Google, por lo que independientemente de si hacen las cosas bien o mal, Apple para los usuarios siempre suele ser sinónimo de “mejor”.

Entre los datos que ya se conocen de Apple Pay, Whole Foods ha indicado que ya se han realizado 150.000 pagos con él. En McDonald’s el sistema ha supuesto el 50% con sistemas tap-to-pay. Mientras, Walgreens asegura que los pagos con smartphones se han duplicado con la llegada de Apple Pay.

Si bien al sistema de pagos de Apple todavía le queda mucho para ser relevante, su aparición parece significar un cambio de tendencia por el que este sistema de pagos puede convertirse en uno de los más importantes. Hay que tener en cuenta también que sólo los modelos más recientes de Apple pueden usar Apple Pay, y que grandes almacenes como Walmart intentan imponer su otro sistema de pagos móviles universal basado en códigos QR.

Ante todo esto, puede que sea la aceptación de Apple Pay en Europa y Asia lo que termine finalmente de decidir hacia que sistema se tenderá universalmente, aunque con la desventaja de que Apple Pay está muy limitado respecto a los dispositivos que lo soportan, está claro que no será el predominante.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor