Quick Charge 4: 5 horas de batería con sólo 5 minutos de carga

Innovación

El lanzamiento de la cuarta generación de la tecnología de carga súperrápida de Qualcomm está previsto para el primer semestre de 2017.

El fabricante estadounidense Qualcomm ha dado un paso importante en la carrera por lograr baterías más duraderas y con tiempos de carga más breves. La nueva tecnología Quick Charge 4 permite cargar un teléfono para usarlo hasta cinco horas en sólo cinco minutos, según Everett Roach, director de gestión de productos de la compañía.

El lanzamiento de la cuarta generación de la tecnología de carga súperrápida de Qualcomm está previsto para el primer semestre de 2017, informa CNET. Esta capacidad de carga también se integrará en su próxima generación de procesadores móviles, incluido el Snapdragon 835.

Qualcomm ha logrado un 20% más de tiempo de carga, con un 30% más de eficiencia en comparación con la generación anterior de Quick Charge. Eso significa ahorrar de dos a tres minutos en la carga, a la vez que se obtiene una o dos horas extra de duración de la batería.

La tecnología Quick Charge utiliza un algoritmo llamado Intelligent Negotiation for Optimum Voltage (INOV), que administra la cantidad de energía que requieren los dispositivos a través de los cables de carga. La actualización de Quick Charge 4 también incluye la gestión del calor para asegurarse de que el teléfono o tableta no se sobrecaliente durante la carga. Así, mantiene el teléfono hasta 5 grados Celsius más frío en comparación con la última generación.

Roach aseveró que la seguridad es una preocupación importante para Qualcomm. Por ello, los cargadores de pared y otros dispositivos que utilizan Quick Charge 4 tendrán protecciones en su extremo de salida, para evitar la sobrecarga y el sobrecalentamiento.

Pese a que la duración de la batería es una prioridad para el 61% de los compradores de teléfonos móviles, la compañía no quiere limitar su tecnología de carga súperrápida a los smartphones. Roach ve aplicaciones de Quick Charge 4 para las tabletas, los dispositivos de realidad virtual y los drones. Actualmente, más de 600 millones de dispositivos admiten Quick Charge.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor