El ordenador ruso que funcionaba con agua

Empresas

Hubo un tiempo en que hablar de ordenadores era sinónimo de palancas, motores, ejes, engranajes..

Tampoco era sinónimo de esta tecnología el uso de la energía eléctrica, y eso supuso casos tan curiosos como la computadora que ideó el ruso Vladimir Lukyanov, que tenía la particularidad (la computadora, no el ruso) de funcionar a base de agua.

Hoy nos quedamos sin batería en el portátil, móvil o tablet y se acabó lo que se daba, pero hace casi 80 años bastaba con unas cuantas tuberías llenas de agua para tener un ordenador.

En el año 1936 este ordenador hidráulico de Lukyanov fue el primero sen ser capaz de resolver ecuaciones diferenciales, algo que a los de letras les suena a ignoto dolor de cabeza y a los de ciencias les suena a familiar dolor de cabeza.

El funcionamiento tenía como base una serie de tubos interconectados y llenos de líquido que mediante el ajuste de ciertos mecanismos variaba en el nivel que mostraban dando como resultado la solución a los complejos cálculos.

El uso que se le daba a este hidrordenador tenía como fin en un primer momento calcular la fatiga de materiales de construcción pero sirvió de inspiración a otros dispositivos y aplicaciones en el campo de la geología, física termal, metalurgia e ingeniería de propulsión, imprescindible para el desarrollo de los cohetes que llevaron a Rusia a ser la primera durante muchos años en la carrera espacial.

Eran tiempos en los que un fontanero tenía tanta importancia como actualmente un ingeniero informático. Y además cobrando desplazamiento, piezas y mano de obra. ─[Pruned vía Make / Imagen: Museo Politécnico de Moscú]

Read also :
Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor