Rocódromo piscinícola: más salpica-dura será la caída

Empresas

Dese que Tom Cruise se dedicó a la misión imposible de escalar riscos y rascacialos en los que un resbalón terminaba varios cientos de metros más abajo en forma de tortilla humana, lo de escalar ha ganado adeptos pero también temblequeos, renuncios y excusas baratas estilo “si eso otro día, que tengo hora en la pelu”. Se ha terminado el recelo. Con este sistema de rocódromo que se sitúa sobre las aguas de una piscina lo más que te puede pasar es que te pegues un chapuzón. Prepara magnesio, pies de gato y el bañador.

Un chapuzón nunca viene mal, especialmente en época veraniega.

Y una excusa divertida es la que nos propone AquaClimb, un rocódromo artificial con sus presas elevándose sobre una superficie transparente instalada en el borde de una piscina. Debido a su curvatura, que se inclina suavemente sobre las aguas, en la parte superior hay una dificultad añadida que sólo superarán los más avezados escaladores aunque esto no debería preocuparte dado que ante un fallo, resbalón o debilidad tu caída terminará en un inocuo golpe sobre el líquido elemento.

En su punto más alto alcanza los 7 metros, así que tu vida no corre peligro pero sí tu bolsillo puesto que el juguete cuesta $4.500. ─[AquaClimb]

Read also :
Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor