Actualidad TI CO2

Green Float, ciudad ecológica que nos hará sentir como ranas celestiales

Esto que podéis apreciar aquí arriba no se trata de una fotografía macro de un tornillo invadido por el moho.  Es uno de los rascacielos flotantes que forman Green Float, la ciudad flotante y descontaminante. Porque todo, incluso la extensión verde, está flotando en el mar. Y cuando te asomes por la ventana te sentirás como un mosquito revoloteando sobre un lago. Más imágenes y detalles de este concepto tras dar el flotante salto.

La nube del volcán Eyjafjalla, en lugar de contaminar… ¡descontamina!


¿Será esta una especie de advertencia de nuestra amiga la Tierra?  El volcán Eyjafjalla (que ya ha hecho historia) del glaciar Eyjafjallajökull (que cuando iban a bautizarla pusieron a un gato en el teclado), en Islandia, ha paralizado el tráfico aéreo de la mayor parte de Europa, y no deja de expulsar lava y ceniza. Lo normal sería pensar: “cuánto CO2 a la atmósfera, con esto aún habrá más efecto invernadero”, pero resulta que al paralizar al tráfico aéreo lo que está haciendo es darle un respiro a la atmósfera. Tienes más datos e imágenes después del volcánico salto.

YeZ, el vehículo que podría convertir el CO2 en oxígeno

Esto que veis aquí no es una ensalada: se trata de YeZ, el concepto de vehículo que no solo es 100% eléctrico y respetuoso con el ambiente, si no que limpia la atmósfera, convirtiendo el dióxido de carbono en oxígeno. Mola. Sobre todo teniendo en cuenta que poco a poco hay menos árboles que hagan el trabajo y más CO2 en la atmósfera, y que a este paso acabaremos asfixiados en nuestra propia… um… contaminación (lo cual no siempre es agradable). Tienes más imágenes y detalles, como de costumbre, tras dar el verde salto.

Por fin, el CO2 se puede convertir en combustible ecológico

 

De confirmarse esta noticia, es una de las más importantes para el medioambiente desde que estoy en Itespresso. Al parecer, un grupo de investigadores del Instituto de Bioingeniería y Nanotecnología de Singapur ha encontrado la manera de convertir el dióxido de carbono en un biocombustible de metanol mediante un proceso seguro y no tóxico. Sólo espero que no luchen contra el invento todos los que se han gastado una pasta en reducir su huella de carbono. Más detalles, después del salto.