Actualidad TI Fibra óptica

Estos son los cables que conectan Latinoamérica al mundo

¿Te has preguntado alguna vez como va la información a los ordenadores del mundo? A pesar de que existe la tecnología satélite e inalámbrica, la manera más fiable y barata para todo ese ingente volumen de información es, por ahora, el uso de cables de fibra óptica, que en el caso conectar varios países suelen se submarinos. Los que estáis viendo aquí son los responsables de que Latinoamérica esté conectada a los demás países de todos los continentes.

Google comienza a tender su propia red de fibra óptica

Google está dispuesta a que podamos navegar a una velocidad de autentico vértigo, y para ello nada mejor que contar con su propia red de cable de fibra óptica. Después de un año de preparación hoy ha comenzado a convertirse en una realidad con el inicio del tendido de la red en Kansas City. Está previsto que llegue a los hogares antes de final de año y además de Internet a una alta velocidad nunca vista es posible que sirva también para una televisión de pago de la propia Google.

Paga fibra óptica, te ponen cobre

Hace ya tiempo que las companias de acceso a Internet anuncian, en algunos casos de manera fraudulenta, servicios de acceso mediante fibra óptica, pero lo que no dicen es hasta donde llega esta fibra.

En la mayoría de los casos la ansiada fibra óptica llega hasta la manzana, siendo el último tramo de la instalación realizado en cable coaxial típicamente.

Pero hay veces que te prometen el oro y el moro y te quedas con lo que tenías. Te contamos un caso personal tras el salto.

Una anciana robacables deja dos países sin Internet

En España ya estamos acostumbrados a que algunos “simpáticos” se dediquen a robar cables de cobre para luego revenderlos a otros aún más simpáticos chatarreros que se dedican a comprarlos sin pedir explicaciones.

¿Qué genera esto? Fallos de suministro y corte en algunas zonas que además de causar molestias pueden causar pérdidas millonarias y hasta accidentes. Pero lo ocurrido en el este de Europa por un sólo cable de fibra óptica ha sido algo que ha llegado a afectar a la conexión de Internet de dos países enteros.

DARPA quiere conectar fibra óptica a nuestros nervios

Lo que estás viendo arriba, aunque lo parezca, no tiene relación alguna con los rascacielos de Abu Dhabi (ni con supositorios). ¿Os acordáis de la piel electrónica? No es el único proyecto que existe en cuanto a recobrar la sensibilidad se refiere. DARPA, trabajando conjuntamente con el Centro de Investigación Neurofotónico de la Universidad Metodista del Sur (creo que le pusieron el nombre tras leer demasiado Asimov), está desarrollando un sistema para conectar la fibra óptica con los nervios, permitiendo en un futuro, entre otras muchas cosas, recobrar el sentido del tacto. Descubre más después de un salto.

La tecnología de los cables submarinos intercontinentales

Seguro que os acordáis de los cables submarinos que vimos hace pocos meses o, como poco, habéis oído hablar de ellos. Ya sabéis que son indispensables para la comunicación entre continentes, pero… ¿cómo son? Sin duda no se trata de cientos de RJ-45, ahí tirados a pelo. Arriba puedes ver algunos ejemplos de conectores de cables submarinos, usados por la empresa Alcatel-Lucent. Más imágenes y detalles tras nuestro salto.

Hormigón que deja pasar luz, especial cosas aparentemente imposibles

Cientos de puntos cuando no le da la luz directamente, uniforme y sólido cuando está iluminado. ¿Qué es? Podríamos decir que el cielo, y no nos hubiéramos equivocado hasta que a alguien se le ocurrió el “Hormigón Transmisor de Luz“. O eso asegura su creador, aunque más específicamente es “Cemento para nivelación del suelo Rockite”.  No es un nuevo material logrado tras arduas investigaciones, si no algo que cualquiera puede hacerse en su casa, con fibras ópticas. Tienes el curioso efecto tras el salto.

LumiTop Sophia, un vestido de luces LED para aspirantes a Galadriel

Luces LED, fibra óptica y baterías recargables para brillar literalmente en las fiestas más rutilantes. Las baterías iluminan el vestido durante más de 12 horas; luego pierdes el aura de Dama de Lothlórien y te conviertes en calabaza. O algo parecido. Aunque no es cosa de magia, sino de pasta: 1.600 euros te costará deslumbrar