La policía de Los Angeles contará con cámaras wearables para todos sus agentes

Empresas

Los agentes de policía de Los Angeles empezarán a llevar cámaras wearables a partir de los próximos meses. Un ambicioso programa por el que se adquirirán unas 7.000 para prácticamente todos sus efectivos en las calles.

La polémica sobre si los agentes de policía deberían llevar cámaras de vídeo consigo sigue adelante en todo el mundo, con algunos departamentos de varios países empezando a llevarlas para facilitar la labor de los agentes y mejorar la seguridad legal tanto de estos como de los ciudadanos.

Al igual que con las cámaras estáticas, existen el riesgo de intromisión en la vida privada de las personas, pero al contrario que con las cámaras fijas, la presencia de un agente de la policía no es un hecho desapercibido y no estarían ocultas en ningún caso, siendo conscientes en todo momento de la grabación.

En Los Angeles, EEUU, han decidido que a partir de ahora todos sus agentes cuenten con una cámara. En principio se harán con 700 Axon Body y Flex de la empresa Taser, pero los planes son que en 2015 adquieran 7.000 más. Estas cámaras además no saldrán del dinero público, sino de donaciones privadas.

Las cámaras Axon pueden llevarse en el cuerpo o a nivel de los ojos, y además de permitir la grabación continua, disponen de gran angular, mejora con poca iluminación, autonomía de 12 horas, capacidad para 4 horas de vídeo 640 x 480 a 30fps y a prueba de agua, junto con la capacidad de conectarse a smartphones y tablets por Bluetooth y contando con los sistemas de protección y gestión del vídeo para que no pueda ser modificado.

Si bien el que los agentes de policía lleven cámaras siempre consigo puede ser bueno o, por otro lado, considerarse una violación de la privacidad, lo que está claro es que si la policía puede grabar a los ciudadanos, el que ellos no puedan grabarla, como impone la “ley mordaza” es claramente algo injusto para todos.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor