Mira mamá, sin tren de aterrizaje, echando chispas y esquivando otros aviones…

EmpresasInnovación
0 0

El aeropuerto JFK de Nueva York estuvo a punto de ser el escenario de una tragedia cuando al vuelo 4951 de Delta Airlines se le atasco parte del tren de aterrizaje y no pudo sacar uno de los tres, más concretamente el derecho.

Además para hacerlo todo más difícil, justo cuando consiguieron aterrizar otro avión se disponía a hacerlo justo en el mismo sitio, pero gracias a que el piloto lo vio de reojo pudo avisar a la torre de control y salvar la situación. A continuación un vídeo desde el interior del avión con vistas de ala soltando chispas mientras aterriza.

El piloto del avión de Delta comunicó su fallo en el tren de aterrizaje como si no pasara nada y puede que esa frialdad le ayudara a la hora de realizar el aterrizaje de emergencia.

Había 64 personas en el vuelo 4951 y en las alas del avión había casi 11.000 litros de combustible, a pesar de eso y de que el ala derecha fue “arrastrada” durante el aterrizaje soltando miles de chispas, no se produjo ningún incendio ni explosión.

Lo curioso es que luego, como si de una película donde el monstruo final vuelve cuando parecía que todo había pasado, el piloto se dio cuenta de que otro avión, el Aerogal 700 proveniente de las Galapagos, se les echaba encima, así que avisó a la torre de control y salvo el día a lo superhéroe.

Como os prometimos aquí van los vídeo del interior del avión. Lo que se oye continuamente de fondo no es alguien histérico ni una animadora, es una azafata diciendo “HEADS DOWN! STAY DOWN!” continuamente para avisar a los pasajeros que se mantuvieran agachados. Ahora me doy cuenta de que lo realmente horrible en un accidente de avión es que lo último que oirías sería una voz tan desagradable repitiendo una y otra vez lo mismo.— Dani Burón [NY Daily News]

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=9TnEZBYetdY[/youtube]

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=bsdtr1MnoVA[/youtube]

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor