Partida de ajedrez: humano contra máquina

Empresas
0 0

Este tipo tan jashondo de la izquierda es Vladimir Kramnik, campeón del mundo en ajedrez. Cuando nosotros hemos movido el alfil sin saber exactamente cómo continuará la cosa, él seguro que ya tiene una docena de estrategias para vencerte.
En cuanto a la derecha, os presento a Chess Terminator (muy propio), el cuál vio la luz el pasado Junio. Puede estar 24 horas jugando al ajedrez sin descanso; sin necesidad, siquiera, de recargar su batería. ¿Quién ganará? ¡Esto no es una partida de bolos! ¿Quieres ver cómo juega? Puedes hacerlo tras el salto.

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=k5JXMBAFdSQ[/youtube]

Sí, como ya sabemos, las máquinas nos ganan en el ajedrez. Hay un número de posiciones y jugadas elevadísimo, pero finito… y Chess Terminator nos pega el palizón.

Las batallas humano-máquina de ajedrez no son algo nuevo: fue en 1997 cuando el ordenador Deep Blue (con un humano que movía las fichas según aparecían en pantalla, no era un robot) derrotó a Garry Kasparov.

Pero esta es la primera vez que vemos a un robot jugando, contra el campeón del mundo, una partida blitz o relámpago (en la que cada jugador no puede superar los 15 minutos del cronómetro).
También es la primera vez que vemos al robot pulsar el botón del reloj del turno y que deja las fichas en su sitio. Muy apañado él.

La primera que vemos lo humillante y agobiante que debe de ser para el mejor ser humano en ajedrez del mundo, que él tenga que pensar sus jugadas mientras que las del robot son instantáneas.
Y lo peor: la primera partida de ajedrez en la que el robot alcanzaría a pegarle un directo en la cara al contrincante y dejarle K.O.

Lo que nosotros siempre tendremos, espero, es el buen sentido del humor que ha demostrado Vladimir Kramnik. ¡Qué remedio! — Javier G. Pereda [Chess In Translation]

Autor: Javiergp
Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor