Actualidad TI arqueología

La NASA descubre indicios de vida primitiva… ¡en su patio trasero!

Es casi paradójico. Décadas explorando las distancias más insondables, tratando de conocer lo que está lejos de nosotros, intentando descubrir vestigios de vida en otros planetas… cuando bastaba desbrozar un poco el jardín trasero para descubrir que allí hay una huella de dinosaurio. No es la premisa para un capítulo de “Big bang theory” pero podría serlo. Es lo que ha sucedido en el Centro de Vuelo Goddard perteneciente a la NASA, en cuyo recinto, en medio de la zona jardinada, se ha descubierto la imprimación en el suelo de la pisada de un dinosaurio que pasó por allí hace entre 110 y 112 millones de años.

Descubre en Egipto gracias a Google Earth nuevas pirámides perdidas

Si Howard Carter o Champollion hubiesen contado con esta tecnología… pues probablemente su vida no habría sido una aventura puesto que no habrían tenido ni que moverse de casa. Pero gracias a Google Earth y su visión escrutadora mundial hay gente como Angela Micol, capaces de efectuar importantes y espectaculares descubrimientos sentaditos en su hogar. Micol es una arqueóloga que emplea las imágenes de satélite del conocido servicio para sacar a la luz, tras siglos de permanecer olvidado y enterrado en las arenas de Egipto, hallazgos tan sorprendentes como dos emplazamientos en los que hay pirámides nunca antes descubiertas. A coger la pala, Indy.

Encuentran un bunker secreto de la IIªGM lleno de armas y vehículos

Qué importancia tiene descubrir las cosas a tiempo y que además lo haga la persona adecuada. Por ejemplo, este búnker secreto de la Segunda Guerra Mundial que ocultaba vehículos y armamento suficiente como para cambiar las tornas en alguna escaramuza podría haberse localizado por parte de los nazis en plena etapa final de la contienda y a lo mejor se lo había puesto un poco más difícil a los bravos muchachos de la 101 aerotransportada (¿te perdiste “Hermanos de sangre”?). También podría haber salido a la luz en un paseo de algún desequilibrado con ganas de liarla parda y no estaríamos hablando de la curiosidad bélica de la semana en Francia.

Los rollos del Mar Muerto están online gracias a Google

La investigación sobre la época histórica en torno al año cero de nuestra era acaba de dar un enorme paso adelante gracias a Google.

A partir de ahora los estudiosos de todo el mundo tendrán un acceso como nunca hasta ahora había sido posible a uno de los hallazgos más interesantes para reconstruir los acontecimientos de la época en la que un tal Jesús de Nazaret podría haber caminado sobre Galilea. Todo gracias a la digitalización que Google ha efectuado de los rollos del Mar Muerto, textos escritos en aquella época y que nos acercan a un período y posiblemente un personaje histórico fascinantes. Imágenes de más de 1.200 megapíxels nos ofrecen todos los detalles sobre esos pergaminos descubiertos en cuevas de Qmran, a orillas del Mar Muerto entre los años 1947 y 1956 y que datarían de hace 2.000 años. Y aún hay más.

Kinect, una herramienta para arqueólogos más útil incluso que un látigo

Vale que si eres arqueólogo y mientras recuperas artefactos legendarios tienes que lidiar con trampas, nazis, adeptos a una secta y demás contratiempos, no puede faltarte tu sombrero y tu látigo. Pero si tu trabajo es un poquito más tranquilo y te pasas cavando más tiempo del que te gustaría, lo cierto es que una versión modificada de Kinect para escaneos tridimensionales es algo que puede hacerte la vida mucho más fácil.

National Geographic cuela una minicámara en una tumba maya que llevaba 1.500 años oculta

Desde aproximadamente el año 500 después de Cristo llevaba esta tumba de Palenque (México) tan tranquila sin que el ser humano perturbara la paz y el recogimento del enterramiento.

Oculta por la jungla y enterrada por el paso de los siglos, gracias a la tecnología de las microcámaras podemos vislumbrar el interior de este monumento funerario ya que la cámara que recogió las imágenes del interior tenía tan solo 4×6 cms. Y aún hay más.

Un robot fotografía misteriosas marcas en la cámara secreta de la Gran Pirámide

Hace 4.500 años que unos ojos no se posan sobre este recóndito lugar de la Gran Pirámide.

Y el olvido lo ha roto el pequeño robot por control remoto que está explorando ese túnel en el corazón de una de las más impresionantes construcciones del ser humano. Misteriosas marcas han aparecido en el suelo de ese estrecho conducto de ventilación y los arqueólogos del equipo que investiga los secretos de las pirámides de la planicie de Gizeh aún no sabén encontrar explicación para las esas señales que han permanecido ocultas durante milenios. Y aún hay más.

Los arqueólogos descubren tumbas egipcias desde el espacio

A Indiana Jones le ayudó un rayo del cielo a encontrar el Pozo de las Almas en los yacimientos de Tanis.

Décadas después la solución continúa llegando desde el cielo para seguir desentrañando los ocultos secretos del pasado en Egipto. Aunque ese modeno y polémico Indiana Jones que es Zahi Hawass está un poco de capa caída desde la revolución que tuvo lugar recientemente en el país los trabajos por rescatar el ayer de entre las arenas egipcias no se detiene. Ahora cuentan además con la ayuda de los satélites que han permitido sacar a la luz dos pirámides mil tumbas y tres mil asentamientos. Y aún hay más. Vamos, está todo Egipto lleno. 

Encuentran una ciudad maya oculta por la jungla gracias al GPS

Los arqueólogos de hoy ya no necesitan recurrir a esa romántica y estereotipada imagen del machete en la mano para desbrozar la jungla y encontrar una ciudad perdida.

Ni dejarse comer por los mosquitos mientras el sudor les hace perder su encanto y la barba de varios días les resta… bueno, no, eso igual hasta queda bien, que mira lo desaliñado que iba Sawyer por la isla de “Perdidos” y el exitazo que tenía. En Guatemala una ciudad maya ha sido descubierta en medio de una zona de tupida vegetación prácticamente impenetrable gracias a un mapeado tridimensional realizado mediante GPS y mediciones electrónicas que permitieron obtener un mapa de la pirámide que se ocultaba tras la cubierta vegetal. Y aún hay más.

La máquina de Anticitera sigue sorprendiendo con nuevos descubrimientos

La máquina de Anticitera es uno de los artefactos más antiguos de que se tiene noticia. Y uno de los más misteriosos.

Descubierto por un barco pesquero en 1900 cerca del peloponeso y datado en torno al año 87 d.C., este complejo mecanismo similar a un reloj ha tenido intrigada a la comunidad científica y a los historiadores durante todo un siglo. Conjeturas acerca de su función y a su construcción ha habido interminables, pero un nuevo estudio ha desvelado algunos de los misterios en torno a esta compleja máquina milenaria. Y aún hay más.

National Geographic descubre la Atlántida en Andalucía

Esta noche el canal National Geographic emite un especial de una hora, “Finding Atlantis“, donde expondrán sus últimos hallazgos que podrían desvelar uno de los mitos más antiguos, el de si existió realmente la Atlántida y dónde se localizó.

Richard Freund, investigador de la Universidad de Hartford (Connecticut, USA) que dirige el equipo de expertos internacionales que lo habrían conseguido, manifiesta “este es el poder de los tsunamis“, en referencia al vínculo que podría haber entre la leyenda de la ciudad sumergida y el reciente desastre en Japón. Según parece la Atlántida podría haber estado frente a las costas de Cádiz. Y aún hay más.

Localizan unos 2.000 yacimientos arqueológicos a través de GoogleEarth

¿Por qué perder tiempo y recursos recorriendo remotos y polvorientos desiertos de forma casi siempre infructuosa en busca de vestigios y reliquias del pasado… pudiendo buscar esos mismos yacimientos cómodamente sentado en casa con el ordenador, la calefacción/aire acondicionado y con el frigorífico, la cama y el cuarto de baño a unos pasos de distancia?

Es lo que han pensado en Perth donde un grupo de estudiosos de la Universidad de Australia Oriental han localizado a través de GoogleEarth casi dos millares de posibles yacimientos arqueológicos en Arabia Saudí. Y aún hay más.

Objetos cotidianos hoy, fósiles tecnológicos del mañana

Decía Belloq, el malo de “En busca del Arca Perdida” que un reloj normalucho hoy no tiene ningún valor.

Pero si lo entierras en las arenas del desierto y lo sacas dentro de 2.000 años… entonces no tiene precio.

Dentro de unos siglos puede existir la disciplina de la Tecnoarqueología, con hombres y mujeres del futuro excavando en yacimientos de las olvidadas ciudades del S. XX en busca de vestigios de un pasado de aparición de la tecnología. Encontrarán fósiles de objetos que hoy nos son cotidianos, y ahora podemos echar un vistazo a cómo será aquello que quizá un día alguien rescate desde los escombros del tiempo. ¿Deseas saber más?

El día que Indiana Jones cambió el látigo por el láser

La imagen romántica del arqueólogo aventurero hace mucho tiempo que dejó de ser real.

En el inconsciente colectivo casi todos tenemos asociada la idea de buscar ciudades perdidas o tesoros antiquísimos con un señor que viste con cazadora de cuero marrón y sombrero Fedora (gracias, Isk) lleva unos días sin afeitarse y alcanza las cosas que le pillan lejos con un látigo que maneja con destreza circense mientras recorre junglas procelosas apartando lianas de su paso y siendo acechado por quién sabe qué ignominiosos peligros. Y resulta que ahora todo eso puede hacerse cómodamente desde un avión con un láser. ¿Deseas saber más?