Actualidad TI colegio

Un chaval de 12 años consigue ir al cole gracias a un robot de telepresencia

Misofóbicos y agorafóbicos como Sheldon Cooper aparte, los robots de telepresencia tienen una utilidad muy clara para gente que al vivir muy alejados o tener problemas físicos no pueden asistir presencialmente a los sitios. Esto último es el caso de un estudiante de 12 años de Arkansas, que gracias a un avanzado robot de telepresencia podrá por fin ir al cole como el resto de sus compañeros.

Pues al final Einstein sí que era un empollón


Todo mentira. Es un bulo eso de que Albert Einstein, considerado uno de los científicos más brillantes de la Historia fuese un zote en sus años escolares. El consuelo que durante décadas hemos han tenido los malos estudiantes para que sus padres les permitiesen llegar a adultos con la promesa de un hipotético brillante porvenir se derrumba al ver sus notas reales. Ya en el cole Albertito era un cerebrín.

Así era el colegio del futuro en 1968

El futuro no es lo que era… afortunadamente en algunos casos.

En septiembre de 1968 la revista Boy´s life publicaba un reportaje sobre cómo serían las aulas de los colegios del futuro. Recordemos que en esa época los cines acogían el estreno de la película de Stanley Kubrick “2001, una odisea del espacio” y el hombre estaba a punto de poner el pie por primera vez en la Luna. Era de esperar que en el futuro (en su futuro) los escolares manejasen computadoras llenas de botoncicos de colores, maquetas de naves espaciales y llevasen auriculares que sonrojarían a David Guetta.

Una escuela de Bulgaria cambia su nombre en honor a Lenin por el de Steve Jobs [Veredicto: goodbye Lenin]

Tras el antiguo Telón de Acero las cosas llevan tiempo cambiando.

Últimamente cambian tanto que los antiguos símbolos de la hoz y el martillo están cambiando y ahora lucen blancas manzanicas mordías. Al menos así sucede en la segunda ciudad más grande de Bulgaria, Plovdiv, donde los alumnos de un instituto politécnico quieren cambiar el nombre del centro, que actualmente se llama Lenin por el de Steve Jobs.

La escuela donde te enseñan a volar con un jetpack

Conocido como Rocketman, Eric Scott es probablemente el mejor piloto de jetpacks, esas mochilas con propulsión a chorro que le han permitido, por ejemplo, sobrevolar algún que otro cañón de esos a los que ni te asomarías.

Por supuesto su presencia es habitual en todo tipo de eventos en los que una de las atracciones estrella es la exhibición que hace de sus habilidades sobre este tipo de artefactos voladores. Decidido a que todos los que lo deseen puedan aprender a manejar uno de estos ha creado la primera escuela de aprendizaje de vuelo en jetpack, el colegio al que siempre quisiste que te apuntaran tus padres. No te pierdas el vídeo a continuación.

Amazon alquila libros de texto a los estudiantes [Veredicto: se acabó heredar libros pintarrajeados por tu hermano mayor]

Alguien decidió que era mejor llevar en el equivalente a una pequeña libreta toda la biblioteca de tu pueblo. Y acertó. El invento se llamaba libro electrónico.

Alguien más pensó que sería buena idea ahorrar a millones de estudiantes destrozarse la espalda cargando pesadas mochilas con libros y en su lugar llevar un lector de libros electrónicos con todos esos libros. Y ahora Amazon va a evitar que los estudiantes tengan que comprar dichos libros porque comienza a alquilar libros de texto. Y aún hay más.

Bully Block, la aplicación Android que le para los pies a los matones

Vale que los años pasan y las cosas van cambiando, pero hay cosas que son inherentes al ser humano como que en el colegio, trabajo o vecindario alguien con bastante tiempo libre decida convertirte en su blanco particular y fastidiarte todo lo posible.

Para ayudar a los niños víctimas de los despiadados matones o a todo aquel al que le haya surgido alguien que se divierta haciéndole la puñeta, una nueva aplicación Android te permitirá vivir más tranquilo.

Un rifle coilgun como trabajo de manualidades en el cole

A saber en qué tipo de cole tienes que estar para que te dejen hacer un rifle como éste como trabajo de manualidades, especialmente tal como están las cosas con las armas y los coles de USA. Pero, por lo demás, es impresionante el trabajo que hay detrás de este rifle de Gauss. Aparte del electromagenetismo y del curioso pasador, el rifle utiliza un contador múltiple, dos interruptores para encender y apagar el arma, algunos tubos PVC, una mira y, posiblemente, unas pilas. Ah, y unas patas de madera para afinar el tiro. No es muy potente, por fortuna, pero sólo con su presencia ya has ganado mitad del concurso de tiro a la lata. Puedes verlo en acción después del salto.